Cliente(s)
ESVAL S.A.
Periodo de ejecución
2018
Cluster
Gestión de la Energía
PROYECTO
Implementación de un Sistema de Gestión de la Energía basado en la Norma ISO 50.001 para las plantas Concón y El Molino de ESVAL
Rodaenergía desarrollo una serie de auditorías energéticas para ESVAL en nueve de sus sistemas de elevación de agua, concretamente en los de mayor relevancia para la Región de Valparaíso.

El objetivo principal era determinar la eficiencia energética de los equipos impulsores que componen cada planta e identificar las desviaciones mas relevantes en los puntos de operación de los sistemas de bombeo, que tuviera impacto en la eficiencia de estos mismos. Para esto se realizaron evaluaciones energéticas en cada recinto, lo que permitió desarrollar un análisis comparativo entre plantas, desde el punto de vista del consumo energético y gastos financieros generando así indicadores para la toma de decisiones con respecto a la priorización de los recursos además de planes para el recambio tecnológico de mediano y largo plazo.

Debido a los resultados favorables de la auditoría energética, se implementó un Sistema de Gestión de la Energía (SGE) en las plantas de Concón y El Molino, la primera encargada de la producción de agua potable y el abastecimiento de las localidades de Concón y Quintero y la segunda encargada del tratamiento de aguas servidas en la localidad de Concón.
PROYECTO
Implementación de un Sistema de Gestión de la Energía basado en la Norma ISO 50.001 para las plantas Concón y El Molino de ESVAL
Cliente(s)
ESVAL S.A.
Periodo de ejecución
ESVAL S.A.
Cluster
Gestión de la Energía
Rodaenergía desarrollo una serie de auditorías energéticas para ESVAL en nueve de sus sistemas de elevación de agua, concretamente en los de mayor relevancia para la Región de Valparaíso.

El objetivo principal era determinar la eficiencia energética de los equipos impulsores que componen cada planta e identificar las desviaciones mas relevantes en los puntos de operación de los sistemas de bombeo, que tuviera impacto en la eficiencia de estos mismos. Para esto se realizaron evaluaciones energéticas en cada recinto, lo que permitió desarrollar un análisis comparativo entre plantas, desde el punto de vista del consumo energético y gastos financieros generando así indicadores para la toma de decisiones con respecto a la priorización de los recursos además de planes para el recambio tecnológico de mediano y largo plazo.

Debido a los resultados favorables de la auditoría energética, se implementó un Sistema de Gestión de la Energía (SGE) en las plantas de Concón y El Molino, la primera encargada de la producción de agua potable y el abastecimiento de las localidades de Concón y Quintero y la segunda encargada del tratamiento de aguas servidas en la localidad de Concón.